viernes, 19 de agosto de 2022

Características de Ashtanga Yoga.



¿Qué diferencia a Ashtanga Yoga de otros estilos de yoga?  Suele haber muchas confusiones en torno a la metodología que se imparte en las escuelas tradicionales de Ashtanga Yoga como Ashtanga Yoga Bilbao.  La gente que practica yoga hoy día está habituada a clases en formato guiado en las que todo el mundo va siguiendo o imitando la rutina que marca la persona que dirige la clase y a muchos les cuesta entender que sea posible un formato de clase de yoga no guiada como la que puedes ver en la imagen que acompaña a este texto.  Para ayudarte a entender en qué consiste el método de Ashtanga Yoga, aquí tienes un pequeño listado de características:

  1. Conectado con el yoga original de la India.  Lo que enseñamos no nos lo hemos inventado nosotros: Ashtanga Yoga Bilbao es una escuela reconocida por la escuela original de Ashtanga Yoga de la India en Mysore, sucesora directa de la escuela fundada por T. Krishnamacharya en el Palacio Janganmohan de Mysore en 1933 y enseñamos tal y como han enseñado durante un siglo tres generaciones de maestros indios.  De hecho, a día de hoy, Ashtanga Yoga Bilbao es la única escuela autorizada en Euskadi por Sharath Jois, nieto de Pattabhi Jois y actual paramagurú de Ashtanga Yoga.  Enseñamos un método de yoga que lleva décadas consolidado y que se encuentra extendido por todo el mundo.  Si aprendes con nosotros y te vas de vacaciones o te mudas a vivir a otra ciudad o país, seguramente encuentres cerca de ti una escuela de Ashtanga Yoga donde podrás retomar la práctica que aprendiste con nosotros y continuarla tal y como nosotros te la hemos enseñado.
  2. Origen de muchos yogas.  El padre de Ashtanga Yoga, T. krishnamacharya, es considerado el padre del yoga moderno porque se le reconoce como el principal responsable de que varias modalidades de hatha yoga se divulgaran por el mundo hasta alcanzar el escenario actual en que apenas hay un barrio en el mundo en que no se practique alguna forma de yoga.  Profesores que aprendieron de Krishnamacharya como Iyengar, Indra Devi o Pattabhi Jois divulgaron el yoga de Krishnamacharya por el mundo desde diferentes perspectivas y sus ecos resuenan todavía hoy.  En el caso del Ashtanga Yoga popularizado por Pattabhi Jois, se puede afirmar sin el menor género de dudas que fue el origen de una pléyade de estilos de yoga basados en la práctica de asanas sincronizadas con la respiración que derivaron directamente de Ashtanga Yoga, tales como “Power”, “Vinyasa”, “Rocket” o “Flow”.  En Ashtanga Yoga Bilbao conocerás el “yoga dinámico “, el “yoga vinyasa” original que Krishnamacharya enseñó en la década de 1930 y 1940 y que Pattabhi Jois preservó para el mundo.
  3. Enseñanza personalizada.  Uno de los pilares de la enseñanza de Krishnamacharya a lo largo de toda su vida fue tratar a cada estudiante de forma única.  Debido a que Ashtanga Yoga mantiene su conexión con la manera original en que fue enseñado, la práctica de Ashtanga Yoga se aprende en un formato individualizado.  Desde el primer día, un profesor te enseñará a ti y sólo a ti lo que tienes que hacer como si se tratase de una clase particular.  Nuestro papel como profesores será acompañarte en el proceso de construcción de tu rutina personal y esforzarnos en que desarrolles una práctica de yoga autónoma que al principio será muy sencilla pero que con el paso del tiempo, de forma paulatina, se irá haciendo más larga y compleja.  Ante las dificultades, que no tienen porqué ser las mismas que las de la persona de al lado, te ofreceremos alternativas y ayudas acordes con tus circunstancias para que puedas trabajarlas.
  4. Convivencia de varios niveles.  Si tan sólo llevas dos clases, tu práctica será mucho más sencilla y corta que la práctica de una persona que lleve meses o años. Las dos estaréis practicando en la misma clase pero no haréis lo mismo.  Nuestro papel, en tu caso, consistirá en comprobar que recuerdes lo que te hemos enseñando en las clases anteriores y, quizás, si lo tienes todo claro, enseñarte algo nuevo.  En el caso de la persona que lleve meses o años con nosotros y que ya tiene una práctica establecida, lo que hacemos es corregirle detalles, ajustarle en ciertas posturas para que las experimente con mayor profundidad y ayudarle en posturas concretas que no puede hacer por sí sola.  
  5. Apto para todo el mundo.  Mucha gente tiene la noción de que Ashtanga Yoga es una práctica muy exigente físicamente y que sólo la pueden realizar personas con unas condiciones físicas extraordinarias.  Esto es falso y es debido a que mucha gente no entiende cómo es la práctica tradicional de Ashtanga Yoga.  Como hemos explicado en el punto anterior, en la misma clase conviven personas que llevan muy poco tiempo practicando con personas que llevan meses o años.  La rutina que enseñamos se adapta a cada persona, lo que quiere decir que una bailarina profesional con condiciones excepcionales que practique todos los días y que acumule años de experiencia en Ashtanga Yoga puede acabar desarrollando una práctica muy compleja y espectacular pero, al mismo tiempo, una persona de setenta años y con numerosos problemas de salud que lleve unas pocas semanas practicando tendrá una rutina de práctica mucho más sencilla, adecuada a sus circunstancias.  Estos dos extremos practicarán en la misma clase pero ninguno influirá en la práctica del otro.  El problema que hay con la percepción que tiene el imaginario colectivo con la práctica de Ashtanga Yoga es debido a que, por lo general, son los perfiles como el de la bailarina los que trascienden en las redes sociales y en el resto de medios. 
  6. Horario de entrada libre.  Las clases no empiezan y no terminan en horas rígidas.  Por ejemplo, el primer turno por la mañana es de 7:00 a 8:30, pero abrimos desde las 6:30 de la mañana y la gente puede ir entrando libremente desde las 6:30 hasta las 7:30 o incluso más tarde.  Lo mismo sucede con el resto de turnos; gente del turno de las 8:30 puede ir llegando desde las 8:00 de la mañana.  Los turnos se gestionan mediante una aplicación web para que las clases no se abarroten.  Tenemos un límite de quince personas por clase.  Puedes consultar todos los horario en nuestra web, incluidos los horarios al mediodía que suponen una de las novedades de la temporada. 
  7. Tiempo de práctica flexible.  Como no son clases guiadas en las que todo el mundo empieza y termina a la vez, la práctica de cada persona tiene una duración distinta.  En el caso de que un día concreto tengas prisa, puedes adelantar la hora de llegada y hacer una práctica más corta.  Además, disponemos de dos duchas para que puedas asearte después de la práctica y facilitarte que integres la práctica de yoga en tu rutina diaria.


Si quieres empezar a practicar Ashtanga Yoga con nosotros, tienes dos opciones disponibles: 
  1. Curso de iniciación de fin de semana.  Seis horas de teoría y práctica en un fin de semana para dar tus primeros pasos en el yoga.  El próximo curso tendrá lugar el 8/9 de octubre.  Aprenderás los fundamentos de respiración en torno a la cual se construye el método de Ashtanga Yoga, los saludos al sol y una secuencia de once posturas de pie y tres posturas de cierre.  Además, conocerás los cimientos filosóficos sobre los que se asienta el yoga, descubrirás cómo fue la expansión de las principales escuelas de yoga desde la India al resto del mundo y te explicaremos el aspecto terapéutico y energético de lo que se realiza durante la práctica.  Ver más detalles.
  2. Ofertas de iniciación: 30 o 60 días de práctica ilimitada.  Empieza a practicar en las clases regulares viniendo todo lo que quieras.  Tenemos clases para principiantes de lunes a viernes por la mañana, mediodía y tarde.  ¡Te lo enseñaremos todo desde cero!  Además puedes empezar en cualquier momento del mes.  Por ejemplo, si escoges la oferta de iniciación de 30 días y empiezas el jueves 8 de septiembre, podrás acudir a todas las clases que quieras hasta el 7 de octubreVer más detalles.

Regresamos el 30 de agosto.  Si te interesa conocer Ashtanga Yoga, consulta nuestra web o... ¡ponte en contacto con nosotros!  

No hay comentarios:

Publicar un comentario